Barrer las butacas

Sala de cine

En el cine de Bormujos las limpiadoras barren las butacas con el mismo sucio y ajado cepillo con el que barren el suelo. Es un poco largo, pero básicamente este es el titular que resume nuestra última visita al cine Al-Ándalus, en el centro comercial Megaocio de la citada localidad, al que vamos con cierta frecuencia porque está relativamente cerca de casa (sin demasiado tráfico, diez minutos en coche), se aparca con facilidad y hay en él varios sitios en los que comer cosas ricas.

Pero ayer, cuando terminó Ángeles y demonios (en resumen, tiene los mismos problemas que El código Da Vinci, aparte de, como aquella, un tráiler demasiado revelador: va lenta en los tramos que debería ser ágil y demasiado rápido en los que deberían ser más pausados; no me vale que el personaje de Tom Hanks -Langdon- lo acierte todo a la primera porque es muy listo), o más bien cuando el personal del cine consideró que había acabado (es decir, en cuanto empiezan a salir los títulos de crédito, momento en el que abren las puertas de salida -que a veces dan a la soleada y puñetera calle-, encienden las luces y comienzan a limpiar a tu alrededor para que te pires), descubrimos con pavor y cierto asco que una de las limpiadoras barría los asientos con, como ya he dicho, el mismo cepillo con el que barría el suelo, que además estaba sucio y hecho polvo.

No sé si todos los miembros del equipo de limpiezan usan las mismas técnicas, ni si lo hacen con todas las salas o todos los asientos, pero si sois algo escrupulosos, no os aconsejo ese cine, ni tampoco si sois alérgicos, porque mi marido, bastante más sensible que yo en esos aspectos, asegura que en las salas se puede masticar el polvo.

PD: La foto es meramente decorativa, no es del cine en cuestión.

4 comentarios en “Barrer las butacas

  1. En el barrio del Sector Sur de Córdoba, junto al Polideportivo de la Juventud, había un mítico cine llamado CÓRDOBA CINEMA, en el que viví impresionantes sesiones dobles con películas como “El cazador de tiburones” (con el inefable Franco Nero) o “Namú, la ballena salvaje”. Aquel antro fue degenerando progresivamente para pasar al cine picantón con ínfulas intelectuales (recuerdo “Cocó Chanel” o “Calígula”, de Tinto Brass) par terminar decantándose claramente por el porno. Así que ni te cuento lo que se recogía por allí. No sé si los que iban a poner sus culos en eran alérgicos al polvo, pero desde luego eran nostálgicos del polvo.

    Me gusta

  2. Mi madre me ha hablado muchas veces de ese cine, porque de pequeña y jovencita vivía por esa zona. Creo que la época a la que te refieres es bastante posterior (más que nada por la edad) pero imagino que deliciosamente sórdida, sobre todo hasta que terminó de caer en el porno (“cine picantón con ínfulas intelectuales”. De eso hay mucho hoy en día).

    En Sevilla había hasta hace relativamente poco una sala X muy cerquita del centro. Mi cónyuge me cuenta que su padre la frecuentaba, sobre todo en verano, para echarse alguna que otra siesta fresquita. Al menos eso es lo que le decía…

    Un abrazo desde aquí para todos los nostálgicos del polvo.

    PD: Qué grande eres, Paco.

    Me gusta

  3. Juas! Pues yo cuando he ido no lo he visto nunca sucio. Claro está que siempre lo he visto a oscuras…

    Aparte, a mí la película me ha gustado, no le pongo ningún defecto. Está claro que soy bastante menos crítica que tú, me conformo con todo.

    Puede que este finde vayamos a Sevilla (a Bormujos, que es donde vive mi hermana). Por si queréis ir al Megaocio😄 con nosotros, of course.

    Me gusta

  4. Si a mí la peli no me ha disgustado, pero se podría haber hecho mejor, menos fría, en mi opinión.

    El cine no se ve sucio, pero él dice que nota muchísimo el polvo en el ambiente. Ya te digo que es mucho más sensible que yo para eso, así que no dudo que lo note.

    Por desgracia, este finde tenemos que currar, así que no vamos a poder ‘megaociear’, lo siento.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s