Centenario

One hundred days of photo of the day

Algo más de un año después de su nacimiento, San Eustaquio alcanza sus primeros cien textos. En todo este tiempo hemos cambiado el diseño y hasta el nombre de este sitio que al principio se llamó El Día de San Eustaquio y que nació como un lugar en el que contar todas las tonterías relacionadas con nuestra entonces futura boda (que se celebraba justo el día de San Eustaquio; había otros santos ese día, pero ese es el que más me gustó). El bodorrio llegó y pasó, y en lugar de sepultar este sitio en el cementerio de los blogs difuntos, decidí darle un meneo y convertirlo en el cajón de sastre donde meter todas esas chorradas que se me ocurrían y que no encajaban demasiado en Libros de Babel. Y así nació San Eustaquio.

En todo este tiempo hemos tenido unas 5.000 visitas (el mejor día fue el pasado 30 de enero, con casi un centenar), y el post más popular es el que dediqué a las invitaciones nupciales (unas 300 visitas), seguido de Lo que llevan todas las novias (unas 200), Vivir juntos, morir solos (un centenar, sin duda la mayoría buscando algo sobre Perdidos; al final va a resultar cierto eso de que hay que saber escoger los títulos para que sean atractivos para los buscadores, aunque no fue ese el motivo por el que puse ese título); Facebook, un invento del demonio (aquí acaban todos los que buscan cosas malas sobre Facebook) y el texto con las fotos que mi hermano tomó del bodorrio, empatado con mi declaración de intenciones sobre cómo quería que fuese nuestra boda.

En cuanto a las búsquedas que hacen que la gente termine aquí, probablemente la mejor es hacer el amor con una amiga del colegio (fotos del amigo de mi hermana tampoco estaba mal, y además, como la anterior, da qué pensar), aunque la mayoría tienen que ver con invitaciones (en distintas combinaciones), pendientes (también en diferentes variantes, pero habitualmente emparejados con isabelinos), mechas, llamadas privadas y el ya mencionado vivir juntos, morir solos (aunque hay gente que no escribe la frase exactamente así). Luego están las cosas raras, como gatitos perdidos en olivos, pesadillas de comer cerezas por la noche y algunas otras aún más inquietantes.

No sé si habrá un segundo centenario ni qué pasará entonces, si seguiré por aquí, si me habré mudado, si volveré a pintar las paredes o cerraré el chiringuito. Por ahora seguiré contando tonterías, con el objetivo de entretener a quien pase por aquí y la esperanza de haberlo conseguido. Gracias a todos.

4 comentarios en “Centenario

  1. ¿Qué le has puesto a las tostadas? ¿Aceite y tomate? ¿Mantequilla y mermelada? ¿Os las habéis papeado o eran sólo para la foto?

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s