Los Ángeles (y Hollywood)

O la culebra que pisé con el coche en Mulholland Drive.

Hollywood, desde el Observatorio GriffithHay muchos tópicos sobre Los Ángeles, y muchos de ellos son ciertos. Es verdad eso de que necesitas un coche para moverte por la ciudad, que al ser llana, por así decirlo, es casi inabarcable (con coche o sin él), y también son ciertas esas historias que hablan de calles en las que nadie pasea a pie, sólo en coche, y las que hablan de laberínticas, complejas y atestadas autopistas en las que hay que entrar casi hasta para ir a comprar pan. La entrada a Universal

Del hotel-motel con aspecto algo siniestro (no tenía nada de malo, pero una no puede evitar acordarse de todas esas pelis de sustos, miedos y peligros en las que a los protagonistas les pasan cosas chungas en sitios así) pasamos al Hilton de los Estudios Universal, a un paso del parque (y, obviamente, también de los estudios). En Flickr podéis echarle un ojo a las fotos, porque aquí sólo diré que vale cada dólar que cuesta y que el desayuno (en la web hay un paquete de reservas que lo incluye: pedidlo) era indescriptiblemente bueno.

También era estupendo el personal que nos atendió, empezando por el botones que nos llevó el equipaje a la habitación, que de paso nos dio unas cuantas indicaciones para visitar de la ciudad, y un consejo que entonces agradecimos pero que después maldecimos: “El mejor sitio para ver el cartel de Hollywood es Mulholland Drive“.

Como era media tarde cuando llegamos al hotel, decidimos volver a subirnos al coche para darnos una primera vuelta por la ciudad y seguir su consejo. No fue una buena idea.

No he visto la peli de David Lynch, pero conociéndole no me extraña que titulase uno de sus trabajos con el nombre de esta calle demoníaca y desquiciada probablemente infinita, porque estuvimos un buen rato dándole vueltas y no conseguimos atisbar su final. Ni tampoco el dichoso cartel. Tanto tiempo pasamos por Mulholland Drive de las narices que se nos hizo de noche. Y al caer el sol la calle se transforma en una escarpada carretera de montaña de curvas encadenadas, cerradas y sin visibilidad por las que los coches más que circular se precipitan.

A lo mejor exagero un poco, pero el paseo me puso de los nervios, tanto que quería salir de allí lo antes posible, y cuanto más pisaba el acelerador más se acentuaba la sensación de opresión y el mareo, hasta que al fin conseguimos dejarla atrás. [Lo peor es que al día siguiente volvimos a intentarlo, y también se nos hizo de noche, y también volvimos a agobiarnos, y tampoco tuvimos suerte. Y entonces, en pleno ataque de ansiedad, se nos plantó una culebra en medio. Las opciones eran aplastarla o esquivarla. A la derecha teníamos un escarpado monte que subía y subía y a la derecha un barranco que se despeñaba. No podía esquivarla. Y pasé por encima de ella.]

Kodak TheatreDe vuelta a la civilización, pensé en dar una vuelta con el coche que me quitase el mal sabor de boca de la excursión anterior. Y pusimos rumbo a Hollywood. Sin mapas a mano (es lo malo de que sea una misma persona la encargada de conducir y de los mapas) y con un GPS al que teníamos que ponerle la dirección concreta a la que queríamos ir, sólo se me ocurrió una cosa: Hollywood and Highland, la única dirección exacta que conozco por esa zona. ¿Qué hay allí? El Teatro Kodak. Hay gente que se sabe las alineaciones de su equipo de fútbol de hace 40 años. Yo sé dónde esta el sitio en que se entregan los Oscar, que por su entrada discurre el Paseo de la Fama y que un poco más allá está el Teatro Chino. Cada uno tiene sus cosas.

Chinese TheatreEra ya tarde y no tenía ganas de dar vueltas por allí buscando un parking donde meter el coche, ni tampoco de pelearme con toda la gente que había en la calle (aquí sí que había gente a pie), así que nos limitamos a dar un paseo con el coche (ya volveríamos un par de días después, que es cuando hicimos las fotos que adornan este post). Y así y todo fue emocionante ver el Kodak y el Teatro Chino. Como he dicho más arriba, cada uno tiene sus cosas.

Al día siguiente, viernes, empezamos de verdad nuestro periplo angelino, y pensamos que sería buena idea comenzar por el sitio que teníamos más a mano: el parque Universal Studios. Cuando fuimos a comprar las entradas en la recepción del hotel nos enteramos de que los tours del resto de estudios no funcionan los fines de semana, ni siquiera en verano (algo que me pareció un poco raro, la verdad), y que el que más nos interesaba, el de Paramount, no sólo no abría los fines de semana, sino que era, por así decirlo, bastante íntimo (poquitas personas al día), por lo que había que reservar con bastante antelación, así que nos conformamos con hacernos unas fotos delante de la puerta un par de días después (el domingo) y nos fuimos a Universal. (Continuará)

Universal Studios Hollywood

——————————
Entregas anteriores:

La mochila que no quería volver a casa
San Francisco
La Bahía de San Francisco y Silicon Valley

9 comentarios en “Los Ángeles (y Hollywood)

  1. A David Lynch creo que hace tiempo que no lo entiende ni la madre que lo parió, Drea. Al menos yo me confieso totalmente incapacitada para entenderle desde hace ya unos años, por eso me ahorro sus películas😉

    Me gusta

  2. Pues para no haber visto la peli, tu descripción del paseo por Mullholland Drive ha sido tan agobiante como ella xD

    Pd: pues si, al final me di cuenta de que en jaén me iba a comer los mocos y decidí emigrar a Madrid para ganarme las habichuelas, ya llevo casi un mes y estoy a punto de quitarme la boina xDD

    Saludos.

    Me gusta

  3. Jejeje. Me imaginaba que la peli sería agobiante, por eso no me atreví a verla😉

    Me alegro mucho de que te atrevieses a lanzarte. Hay que tener mucho valor para hacerlo (algo que yo nunca he tenido…) porque siempre es más cómodo quedarse en casa quejándose, como hacen muchos. Espero que te vaya genial y que puedas quitarte ya la boina y cambiarla por una gorra o algo más fresquito, porque todavía hacer bastante calor, aunque supongo que no tanto como por aquí abajo, ¿no?

    Saludos😀

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s