Tazas (II): la de los patitos

Patitos

La taza de los patitos fue la primera que me regaló mi ahora marido, cuando ni siquiera estábamos juntos, algo que ocurrió unos días después de este regalo. Esta taza es la primera de una extensa colección (yo ya tenía unas cuantas pero con él nació la colección propiamente dicha), tan extensa que o dejamos de comprarlas o empezamos a romperlas, porque no sé ya dónde nos las vamos a meter. La taza cumple ahora trece años en una salud envidiable (y tras un intenso uso), aunque hace unos meses decidí concederle el retiro que se había ganado con creces. Quiero que siga en tan buen estado unos cuantos años más.

4 comentarios en “Tazas (II): la de los patitos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s