San Eustaquio, año V

Candle Lit

Pues sí, cinco años. Cinco. Con toda su rima. Pero lo peor no es eso, sino que en enero mi no-santo esposo y yo cumpliremos quince años juntos. Quince. Eso sí que da un poco de vértigo. Y no me había parado a pensar en el quincenio hasta el otro día, hablando con mi padre, que pretendía endosarme un tuper con algo que no tenía intención de traerme a casa:

-A mí eso no me gusta, papá, nunca me ha gustado.

-Pues para tu marido.

-A él tampoco le gusta.

-¿Y eso cómo lo sabes?

-Porque llevo quince años con él.

El argumento era irrefutable, así que mi padre lo dejó ahí. Pero me paré a pensar en lo de los quince años con mi marido y, de paso, en que hace también quince que trabajo en lo mismo (trece de ellos en la misma empresa, aunque en dos ciudades distintas). Y, claro, pensé que quizás era momento de cambiar algunas cosas y poner algún contador a cero. Obviamente, no va a ser el marital, con el trabajo que me costó encontrar a alguien que me aguantase. Por mucho que él diga que no me aguanta, en el fondo sí que lo hace. Al menos un poquito…

——————–

La foto es de Ebonezer.

2 comentarios en “San Eustaquio, año V

    1. Muchas gracias, niña. En cuanto a lo otro, la verdad es que sí me gustaría un cambio, por mi propia salud. Es difícil ahora mismo, pero se puede intentar. Además, ahora tengo otra titulación calentita (me falta saber una sola nota, jeje), así que también se podría probar algo por ahí.

      Besos y gracias otra vez🙂

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s