Experiencias en la peluquería

Ya he contado en alguna ocasión mis problemas con los peluqueros (unas cuantas, de hecho; se ve que tengo un problema, o ellos conmigo, no lo sé). La historia de los errores de comunicación entre servidora y los miembros de dicho gremio es un poco larga, tanto que en un momento dado opté por buscar una foto de lo que quería que me hicieran para enseñársela directamente.

Pero eso no siempre funciona. Como en este caso.

Llevo unas semanas pensando en cortarme el pelo, pero sin tener demasiado claro qué corte quería. Anoche, viendo Gravity, lo tuve claro: quería el corte de Sandra Bullock.

sandra_bullock_gravity

Busqué una foto en la que se viese el corte, la guardé en el móvil y me fui a la peluquería con ella. Se la enseñé al chico que me atendió tras una hora de espera, le di unos segundos para que la procesase y confirmé que lo había entendido.

Y después cogió las tijeras e hizo lo que le dio la gana. No me ha quedado mal, pero esto no es lo que yo quería (casi nunca lo es, de hecho). Por suerte, el pelo siempre crece. El mío, además, a gran velocidad.

Tras salir de la peluquería, mi marido miró aprobador mi nuevo aspecto, y me preguntó si le había enseñado la foto al peluquero. “Sí”, contesté. “Pues no se parece en nada”. Ya.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s