Amazon y Correos

Amazon changes

Foto: Amazon changes, de Luke Dorny

Amazon ofrece a sus clientes varias modalidades de envío: en el día, al día siguiente, en 2-3 días o en 3-5 días laborables, por citar algunos. Dependiendo de donde vivas tienes a tu disposición más o menos opciones. En mi caso, sólo tres: en 2-3 días laborables, en 3-5 días laborables (con entrega a domicilio o en punto de recogida) y Premium. Amazon Premium funciona muy bien. Los envíos llegan cuando te dicen que van a llegar (o incluso antes) y no hemos tenido hasta ahora ninguna incidencia.

Mi marido tiene Premium desde que lo lanzaron en España y lo hemos usado para todas las cosas que hemos comprado en este tiempo en Amazon, tanto para nosotros como para regalar a terceros. Pero si vas a comprar un regalo para tu marido, y no quieres que se entere de qué es hasta que rompa el envoltorio, es mejor no hacerlo desde su cuenta. Así que lo hice desde la mía, con la que hasta ahora sólo había tenido un problema, y fue con el producto en cuestión, no con el envío, que han sido siempre por mensajería y en el plazo indicado al formalizar la compra. Que yo recuerde, nunca ha venido nadie de Correos a entregarnos nada de Amazon. No sé cuánto tiempo llevan trabajando juntos, pero se ve que ahora Amazon manda los envíos estándar con Correos, sin avisar previamente al cliente cuando está escogiendo la forma de envío.

Correos no pasa precisamente por su mejor época, como sabréis si habéis buceado un poco por internet o le habéis echado un vistazo a su cuenta de Twitter (lo del community manager de Correos no está pagado; no sé cómo aguanta eso). Pero eso Amazon parece que no lo sabe. Sería interesante saber cuántos envíos de Amazon se han quedado atrapados en los últimos meses en el mismo limbo postal que capturó el paquete con los regalos de mi marido (hay otros agujeros negros aparte del de Barajas). Y también cuántos envíos perdidos son necesarios para que la empresa (cualquiera de las dos) haga algo al respecto.

[Inciso: quiero dejar claro que todas y cada una de las personas con las que he hablado, por correo o por teléfono, de Amazon me han tratado estupendamente y han hecho todo lo posible por darme una solución.] Sin más, los hechos:

– 10 de enero. Hago el pedido en Amazon. Tres artículos, un envío. Al escoger la forma de envío, dudo entre 2-3 días y 3-5, porque no dan datos de quién se encarga de repartir cada cosa. Escojo la más económica. Error.

– 11 de enero. Amazon me comunica que ya ha sido enviado y que será transportado por Correos. Se me empiezan a abrir las carnes. No tengo buenas experiencias con Correos. En el estado del envío dice que ya ha sido depositado en Correos Madrid y que llegará el viernes 16.

– 15 de enero. Sobre las 12.00 el paquete llega a Sevilla (nosotros vivimos en un pueblo). Igual sí que llega al día siguiente, cuando debe hacerlo.

– 16 de enero. No llega. En Amazon dice que será entregado el viernes antes de las 21.00 (cosa que no ocurre) y en Correos sigue indicando que está en Sevilla desde el día anterior.

– 17 de enero. No ha cambiado el estado del pedido ni en Amazon (donde sigue poniendo “puntual”) ni en Correos. Llamo a Amazon. La primera persona con la que hablo me dice que es una “entrega estimada” y que hasta que pase una semana más no puedo solicitar que me reenvíen el pedido. Me pone en espera para contactar con Correos pero la llamada se corta. Vuelvo a contactar con ellos y la segunda persona me dice que, si el lunes 19 no llega nada, que hable con ellos de nuevo. En el formulario para evaluar la atención les sugiero que avisen en la web de que una de las opciones de envío va por Correos para que quien quiera esquivarlos pueda hacerlo. Me responden agradeciéndome la sugerencia y disculpándose por los inconvenientes.

– 19 de enero. No llega el paquete. Intercepto a mi cartero y le pregunto. Me dice que en nuestra oficina no hay nada, que estará en Madrid, donde hay muchos paquetes atascados. Le digo que desde unos días antes está en Sevilla, imagino que en la central. Me dice que no me preocupe, que en cuanto aparezca por la oficina me lo trae. Pero, claro, tiene que aparecer. Vuelvo a contactar con Amazon para decirles que no ha llegado nada.

– 20 de enero (por la mañana). Hay un cambio en el estado del pedido. El paquete está otra vez en Madrid. Amazon dice que ha sido depositado en las instalaciones del transportista. Correos Madrid. Volvemos al inicio. En la web de Correos dice simplemente que está Admitido. Sin más. Espero a la tarde.

– 20 de enero (por la tarde). Aparecen en mi cuenta de Amazon dos pedidos: el que hice el 10 de enero y uno nuevo, tramitado el 20. Ahora se supone que me va a llegar el lunes 26 de enero (el segundo), pero no al completo. Me llegarán dos de los artículos. El más importante, por así decirlo, no tiene fecha estimada de envío siquiera. Escribo a Amazon pidiendo confirmación de este reemplazo y preguntando qué pasa con el pedido original. Me contestan que sí, que hay un pedido de reemplazo en camino y que ya se encargan ellos del otro.

– 21 de enero. Abro el correo y veo un mensaje de Amazon en el que me dicen que el artículo importante ya tiene fecha estimada de entrega: 3-4 de febrero. Algo que pedí el 10 de enero y que se suponía debía llegarme en 3-5 días laborables. Y que es para un regalo que me gustaría haber podido entregar ya. Llamo de nuevo a Amazon para cancelarlo todo, tanto el pedido original como el de reemplazo. Demasiado tiempo. Ya lo buscaré en otro sitio, o buscaré otra cosa o lo que sea. Me lo cancelan todo pero me dicen que para poder hacerme el reembolso de lo que pagué debo esperar a que ellos reciban el paquete de vuelta. Ese que tardó cuatro días en viajar de Madrid a Sevilla. Ese que se quedó cinco días en Sevilla y después apareció en Madrid. Ese que nadie sabe dónde demonios está. Ese puñetero paquete. Y, cuando lo tengan de vuelta, entonces tramitarán el reembolso de mi dinero. Ya si eso.

Ya os contaré cómo acaba todo. Si es que se acaba, claro…


Actualización (31 de enero): Amazon ya me ha reembolsado el importe del pedido, pero no completo. Me ha cobrado tres euros en concepto de “gastos de devolución”. Ellos sólo asumen ese gasto si el motivo de la devolución es directamente culpa suya. No si, como es el caso, es culpa del transportista. ¿Debería reclamar a Correos? No sé si merece la pena…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s