Mis otras vidas (bis)

“Formo parte de una comunidad de vecinos de Central Park Oeste (ya quisiera yo) […] Fui miembro del comité organizador y responsable del transporte y cuidado de los ponentes de un ciclo sobre historia militar al que asistían participantes con nombres tan sugerentes como “Teniente Coronel Sandokán Ramírez”. […] He recibido cartas de despido y liquidaciones de empresas de países en los que nunca he estado. […] Tengo al menos cuatro hijos (según los centros educativos que se han puesto en contacto conmigo hasta ahora)…”.

Hace unos meses recopilé todos esos correos que no son para mí (y que tampoco son propiamente spam) pero que terminan en mi bandeja de entrada, y traté de imaginar cómo serán las vidas de esas personas que se llaman como yo. Lo titulé Mis otras vidas, y allí contaba, entre otras cosas, que según esos correos tengo hijos en Valencia, Cataluña, Madrid y otro sitio por determinar. Al parecer cuatro hijos que no son míos no eran suficientes. Faltaba un quinto. Éste se llama Michael y tiene problemas de comportamiento. Es curioso que a ninguno de mis no-hijos les vaya bien en el colegio. Tal vez sea una señal.

Esto es lo que dice el último correo que he recibido:

I am contacting you to follow up on a behavior sheet that was sent home with Michael on 1/30/15 for disruption during class. During class he was arguing with another student became angry and broke classroom material (coloring pencil). A behavior sheet was sent on 1/30 when the incident occured but it has not been returned. Please contact me at your earliest convenience. My planning hour is 9:30- 10:15am. Thanks you for you assistance.

Dejando a un lado que un profesor (o director o lo que sea, pero trabajador de un colegio al fin y al cabo) debería saber escribir (lo he pegado tal cual), ¿todo este lío porque el crío ha roto un lápiz? ¿En serio? Anda que no rompíamos cosas en clase en mis tiempos cuando nos enfadábamos. Te dejaban sin recreo y andando. Y en colegio de monjas, que conste. De hecho, eso de romper algo cuando estás discutiendo con otro niño me suena a algo que yo habría hecho. A algo que es más que probable que hiciera. Al menos un par de veces. A lo mejor el tal Michael sí que es hijo mío…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s